Sacás provecho de tu propio dolor?

deseás leer este artículo en alemán? 

Nutzt du dein Schmerz aus?

 

Sacás provecho de tu propio dolor?

Hay muchas formas de sentir dolor. Dolor físico o emocional, esas expresiones generalizadas son muy conocidas. Pero existen otras muchas formas menos notorias, situaciones en las que nos provocamos daños a nosotros mismos o en las que saboteamos a nuestra propia persona y no nos damos cuenta. A veces se trata de dolores fuertes otras no tanto. A veces es continuo. Otras veces se trata de aquella sensación de insatisfacción una y otra vez, como en un ciclo que siempre vuelve a repetirse.

Independientemente de si se trata de un dolor de cabeza, o de espalda o tristeza (la lista es larga y podés seguirla completando), por detrás siempre hay un patrón: sacamos un provecho de esa situación.

Me parece que oigo un: „qué me querés decir?“

Por favor reflexioná por un momento. Sé sólo sincero frente a vos mismo, no necesitás dar explicaciones a nadie.

Cómo te sentís ahora? Tal vez sufrís de algún dolor físico o te sentís triste, tal vez infeliz o sin motivación. Tal vez ni siquiera te das cuenta, de que no estás bien con vos mismo porque ese estado ya es „normal“. No te preocupés, así les va a la mayor parte de las personas. Y si es así, si no podés decir con énfasis y sin dudas, de que estás bien, o de que te sentís realmente bien, o que sentís profunda alegría o que sentís paz interior, entonces vivis – así sea muy levemente – alguna forma dolor.  Y por lo tanto no estás presente, no estás con vos mismo.

Tal vez decís: „quién es todo el tiempo feliz?“ Y te digo que tenés razón, yo no conozco a nadie.

Pero uno puede estar en paz consigo mismo sin necesidad de sentirse todo el tiempo feliz. 

Si te das cuenta, de que algo no está bien, reflexioná por un momento, qué es lo que hacés de esa situación. Te gusta quejarte? o provocás lástima? creés ser una víctima? recibís más atención? recibís más visitas? te tomás la „libertad“ de no ir a trabajar o de no hacer esto o aquello? Necesitás ese dolor como excusa para algo determinado? 

No se trata de ignorar tu dolor y seguir cumpliendo con tus obligaciones. Se trata de verificar si utilizás a ese dolor para obtener un beneficio de algún tipo. Si ese fuera el caso, entonces ese dolor no va a desaparecer de tu vida. Ya que lo necesitás. Tal vez se va por un tiempo y luego vuelve y te das cuenta de que te encontrás una y otra vez en una situación parecida. 

No tenés ninguna obligación de liberarte de ese dolor, si no lo deseas. Pero si pensás que sería positivo para vos, entonces aceptá desde lo profundo de tu corazón la situación actual, así cómo es, sin querer cambiarla y sin sacar algún beneficio. Eso es todo. El resto vendrá por si mismo, ya verás. 

 

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.