Vivir en el Ahora

Vivir en el Ahora … pero qué es el Ahora?

Cuando le pido a alguien que me describa el Presente, el Ahora, no saben muy bien qué es lo que deberían contestar.

(La palabra presente no se refiere muchas veces al momento exacto que estamos viviendo, por eso me refiero al Ahora)

Si bien referirse al Ahora o al Presente absolutamente cercano es obvio, parece al mismo tiempo ser un concepto lejano o extraño.

En todo momento debemos de „pasar“ por el Ahora, lo que pasó ya pasó y el futuro aún no llegó. Así que no nos queda otra que desenvolvernos en el Ahora.

Sin embargo nuestros pensamientos están casi todo el tiempo en otro lado. O en el pasado recordando cosas – por lo general acontecimientos no muy agradables e incluso a veces con cargo de conciencia por no haber hecho algo mejor o por arrepentirse de algo. O en el futuro con proyectos e ideas pero ante todo con el miedo de que las cosas no se den como uno se las imagina.

Si leés estas palabras y te das cuenta que tu vida se desenvuelve entre los parámetros pasado/futuro sin hacer una parada en el presente, no te preocupes pensando en que es así, porque en todo momento y precisamente Ahora podés cambiar tu actitud y aprender a vivir y valorar el Aquí y Ahora.

Prestá atención a todo aquello que hacés, a lo que sentís, elegí tus palabras con cuidado, no las dejes salir simplemente de tus labios. Así te vas a dar cuenta que tu vida no va a pasar simplemente de largo. 

A qué me refiero cuando escribo „que la vida no se pase de largo“?

Como ya dije, si prestás atención a tus pensamientos, te vas a dar cuenta que ellos se refieren casi siempre al pasado o al futuro. Es decir que se refieren a lo que ya sucedió o a lo que puede llegar a suceder. Esos pensamientos están acompañados por sentimientos, normalmente distintos grados de miedo e insatisfacción.

Si tus pensamientos están ocupados con el pasado o el futuro no pueden estar acá en el Ahora. Y si no estás presente en el Ahora, tu vida pasa simplemente de largo ante tus narices. Seguramente a veces te divertís y la pasas muy bien pero …  estás realmente presente, estás al 100% con cuerpo y alma, física y mentalmente en el Aquí y Ahora?

Parece paradógico, por un lado el Ahora es atemporal, ya que apenas acabás de pensar en ello y … ya pasó. Es imposible describir cuánto dura el Ahora porque no tiene duración. Y al mismo tiempo nos movemos en un Ahora eterno sin comienzo ni final. El Ahora es todo lo que tenemos, o a caso podés viajar en el tiempo? Yo no.

Si analizamos un poco las últimas palabras, nos daremos cuenta que cuando pensamos en algo, inmediatamente después de haberlo pensado ese momento ya pasó. Por otro lado, cuando sentimos … el sentir es absolutamente actual.

Nuestros sentimientos son presentes, están en el Ahora. Por otro lado el pensar lo efectuamos en forma linear. Me refiero a la linearidad del pensamiento. Por ej. cuando contás una historia, tiene comienzo, medio y fin. Nosotros fuimos pequeños, luego crecimos y ahora somos aún más mayores.

Pero toda historia que cuentes está acompañada por sentimientos. Los sentimientos son siempre actuales. Y los son también aunque sean los sentimientos acoplados a acontecimientos pasados o posibles acontecimientos futuros.

Por eso, dale importancia a lo que sentís siempre que te sea posible y así estarás más y más en el Aquí y Ahora.

Tenete paciencia. Probá una y otra vez y no te des por vencido. Ya verás que vale la pena.

 

 

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.